Páginas

sábado, 18 de octubre de 2014

porn star

Se abre el poema y aparecen
dos amantes frente a un público.
No sé guardar nuestro secreto,
dejar solo para nosotros este milagro.
Te follo en el aquí y ahora 
de cada poema de amor.
Nos lo hacemos desde la versalita
hasta el último punto, sin pudor.
Soy tu porn star por esos versos.
De cada primera línea para abajo
me invento tu cuerpo y lo chupo 
l e t r a  a  l e t r a.
Me monto en las vocales de amor 
y te lo hago
en el centro, rodeados, entre todos,
un público diligente que aplaude
cuando te acaricio con mis palabras,
mientras me ruega tu silencio,
un público que pide más y más 
de ti, de mí, de esto,
porque soy la madame de este poema 
y así lo ordeno.

andrea mazas